- Extirpación de Quistes y Tumores Benignos.

 

La existencia de quistes, tanto en el maxilar como en la mandíbula, no es un fenómeno infrecuente. La causa suele ser la presencia de una infección latente (por dientes en mal estado, dientes retenidos en el hueso o tejidos embrionarios que han quedado incluidos dentro del hueso).

Los tumores benignos en la boca suelen ser mucoceles (quistes de saliva), lipomas, fibromas o pequeños angiomas.

El tratamiento tanto en el caso de los quistes como en el de los tumores benignos es la exéresis de la lesión y su posterior análisis anatomopatológico para confirmar la naturaleza  y benignidad del proceso.

De la misma forma, bajo anestesia local se pueden tomar biopsias de cualquier otro tipo de lesiones que afecten a las estructuras de la boca (lengua, labios, encías, mejillas), y una vez analizadas, establecer el tratamiento más indicado.  El tratamiento de lesiones más importantes se suele realizar por el cirujano maxilofacial bajo anestesia general, en ambiente hospitalario.